viernes, 26 de octubre de 2012

La felicidad escondida

A Isi

La felicidad que siento ahora 
no puedo hacerla alharaca; 
no río, ni grito, ni salto 
aunque me embarga 
la alegría de los niños. 
La felicidad que siento ahora 
no puede salir afuera; 
no canto, ni lloro ni abrazo 
aunque la dicha 
desborda mi corazón. 
La felicidad que siento ahora, 
no me empuja a la jactancia, 
ni por los caminos me conduce 
de la vanidad, 
no es hija de mi provecho 
pues estoy desnudo de egoísmo. 
La felicidad que siento ahora 
es escondida 
y cavando va hacia adentro 
hasta incendiarme el corazón; 
toda es por ti, Isabela, 
porque tus ojos me han mirado, 
pero no la puedo sacar, 
no puede salir afuera, 
pues me ocupa el alma entera 
y es inmensa como un océano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario